SALUD Y BIENESTAR
BIOFILIA Y CONTEMPLACIÓN

Hace algún tiempo, después de una fuerte gripe, y al terminar el tratamiento farmacológico, se me ocurrió pasar unos días en la montaña para coger fuerza y recuperar el equilibrio, a eso se le llama Biofilia.

Es una terapia basada en el disfrute del entorno natural como un antídoto oriundo, y es simplemente respirar el olor de la vegetación del bosque, oír los cantos de los pájaros, y tocar los árboles, y todo ello fortalece el sistema inmunitario.

Si además practicas la técnica de meditación contemplativa, que consiste en sentarse, concentrarse y contemplar y, a través de esta, podemos analizar qué sentimos y de que manera se van modificando nuestras emociones. Con esta práctica buscamos encontrar tranquilidad y la aceptación de todos los sucesos de nuestra vida. 


Ante mi un espectáculo maravilloso y me deleito



Sentir el aire fresco en la cara y respirar. 
Liberar la mente y conectarse con uno mismo


Reflexión

La vida es un río que siempre está en movimiento, en acción, en continuo cambio...y nunca debería parar a pesar de que en su camino encuentre piedras. 

Este paralelismo de la vida y el río nos puede hacer pensar que hacer un parón en nuestra vida es estancarse (si el río se para, no fluye)...El buen enfoque viene en utilizar el parón en la vida para reconducirla, suprimir los obstáculos, hacerse con el timón y avanzar.




Regalarse momentos de contemplación


Texto y fotos :Alicia Miralpeix