FADFEST
EL MEJOR DISEÑO DEL AÑO
DISSENY HUB BARCELONA




Entre el 25 de junio y el 11 de julio, Barcelona tiene una cita con el mundo de diseño en todas sus expresiones. Durante quince días, el FADfest presenta, por primera vez en el edificio del Disseny Hub Barcelona, un conjunto de actividades en torno al diseño y la creatividad: una gran exposición, premios, un congreso, un ciclo de cine, debates, conferencias, actividades festivas y redes sociales.

La ciudad se convierte en la capital del diseño con un programa de actividades de ámbito internacional y con la clara voluntad de acercar el diseño a la ciudadanía.

Organizado por el FAD (Fomento de las Artes y del diseño), con el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat de Catalunya, el FADfest reconoce el trabajo de profesionales y empresas y muestra los mejores proyectos del año en diseño industrial, diseño gráfico y comunicación visual, arquitectura e interiorismo, moda, arte y artesanía. Integrado dentro del Barcelona Design Festival, el Fadfest es una cita de vocación transversal, abierta a todos y con el apoyo activo de instituciones y empresas.












El pasado 25 de junio se celebró la rueda de prensa de la tercera edición del FADfest y  se presentó también la muestra "El mejor diseño del año", con más de 500 piezas finalistas de los premios del FAD en las diferentes disciplinas del diseño, una exposición imprescindible para entender qué está pasando en el mundo del diseño hoy.













En la rueda de prensa intervinieron Miquel Espinet, presidente del FAD (Fomento de las Artes y del Diseño) y Pau Herrera, presidente del BCD Barcelona Centro de Diseño. Los presidentes de las diferentes asociaciones del FAD explicaron las secciones de la exposición in situ: Viviana Narotzky, premios Delta de diseño industrial; Helena Rosa, premios Laus de diseño gráfico y comunicación visual, Silvia Farriol, Premios FAD de Arquitectura e Interiorismo; Magda Polo, premios ArtFAD de arte y artesanía, y Chu Uroz, premios MODAFAD.



Chu Uroz MODA FAD





Texto y fotos: Alicia Miralpeix