ÁGATHA RUIZ DE LA PRADA
LIBROS, FLORES Y CORAZONES




Ágatha Ruiz de la Prada ha celebrado el día de Sant Jordi en su tienda de Consejo de Ciento 314, junto al Paseo de Gracia, firmando el libro que lleva por título su nombre, escrito por la Periodista Dolors Massot pese que ya no fuera novedad editorial.

No cabe duda, que la marca “Ágatha Ruiz de la Prada” ha conseguido construir un universo propio, un lugar donde el color, los corazones y las buenas vibraciones están de moda. Además es una de las diseñadoras que ha logrado que su firma sea reconocida e identificada por todo el mundo.

Toda la pared de la tienda de Ágatha está pintada de color fucsia,
 su color preferido


Sobre el libro "Ágatha Ruiz de la Prada"

El fenómeno Ágatha Ruiz de la Prada y todo el trabajo que hay detrás se está estudiando en las escuelas de negocios y en las facultades de Historia del Arte. La Periodista Dolors Massot, me lo explica “Detrás de estos vestidos llamativos con corazones y lunares (porque para algunos su apariencia es frívola), hay todo un bagaje cultural y habilidades empresariales indiscutibles”.

La escritora del libro,  Dolors Massot


El libro es una monografía que recoge, la historia personal de la diseñadora, un estudio sobre las claves empresariales de la marca, su vinculación con el poder, un capítulo dedicado al estudio de los colores o la relación del diseño de moda y el mundo del arte.

También contiene pasajes de su vida privada que la diseñadora no había desvelado antes, además de aportar un amplio estudio sobre su trayectoria, más allá del mundo de la moda.

Conversando con Ághata Ruiz de la Prada

Tengo oportunidad de hablar con Ágatha Ruiz de la Prada y le pregunto por el protagonismo de los colores en sus creaciones “Mi color favorito, el fucsia…Esto tiene que ver con mi forma de ver la vida. El color ofrece una visión del mundo más positiva, nos hace ser más felices y respetuosos”

Libretas, vajillas, relojes, cortinas, colonias…y todo ello con una personalidad propia desbordante y de forma inmediata puedes decir “es de Ágatha”, los colores, los corazones… son sus signos distintivos. Da la sensación de que todo esto parece no cansarle nunca  y Ágatha añade “Yo sigo creando mis diseños imposibles y además hay miles de combinaciones más todavía”.

Aquí estoy con Ágatha Ruiz de la Prada
(Para mi encuentro con la diseñadora me puse
 una cazadora de cuero fucsia)


Le pregunto a Ágatha si hay algún tema en concreto en moda por el que le gustaría dedicar más atención  y responde “Sí, quiero continuar más con mi labor con todo lo relacionado al respeto del medio ambiente y la sostenibilidad”. 
Hay que recordar que la diseñadora presentó el año pasado unas estufas y chimeneas ecológicas, respetuosas con el medioambiente.

A la pregunta ¿Cuál es el secreto de una empresa que factura miles de euros al año y está en continua expansión? Me responde “ la constancia y la coherencia”.

Oncollida

En la tienda hemos podido  conocer la labor de Oncolliga, una entidad que ayuda a mujeres que han sufrido o sufren cáncer de mama. La diseñadora ha creado un cojín en forma de corazón y de estampados divertidos para que lo puedan llevar bajo el brazo y se alivien así sus dolores después de la operación que afecta a los ganglios. 


Además las manicuristas de la firma de esmaltes Opi, han puesto color al día de Sant Jordi y han elaborado una manicura muy creativa “agathizada”, con corazones, estrellas, rayas y flores a las seguidoras de Agatha y dos profesionales del maquillaje de Cazcarra, han tatuado un corazón en manos, muñecas, escote, tobillos y cuellos de las clientas, cada una en la zona que prefería.

La manicura con Opi


Texto y fotos: Alicia Miralpeix