BRUCE WEBER ‘’El ARTE DE FOTOGRAFIAR’’



Es uno de los fotógrafos más influyentes en el mundo de la moda del siglo XX y XXI. Su notoriedad se produjo durante los 80 y 90 con las campañas publicitarias para Calvin Klein.



Bruce Weber fue de los primeros fotógrafos que creó un estilo propio, elevando el cuerpo masculino a la categoría de obra de arte y el impulsor de una nueva mirada en publicidad, en los mismos términos de objeto de deseo y consumo en que el público estaba acostumbrado a ver el cuerpo femenino.




Fotógrafo habitual de las campañas de Abercrombie & Fitch, Gianni Versace, Ralph Lauren y colaborador de los mejores magazines, Interview, Rolling Stone, Vanity Fair, W, Vogue y GQ, entre otras, en las que aparecieron muchos retratos de celebridades.




Ha publicado 16 libros y su trabajo fotográfico ha sido expuesto en más de 60 galerías y museos. Sus fotografías raramente son a colores, por lo general son en blanco y negro o monocromáticas. El se considera un fotógrafo de la vieja escuela; de hecho aún usa película.



Puede sorprender a muchos que alguien que sabe valorar, admirar y retratar como nadie el cuerpo del hombre, sea sin embargo heterosexual. Su compañera sentimental Nan Bush, el motor de su vida, es además su agente y su labor profesional es mediar con las grandes firmas.



La campaña más original que he visto hasta el momento es, sin duda, la de Moncler del año pasado otoño/invierno 2009-2010. Esta casa italiana contó con el fotógrafo Weber para una serie de fotografías con un denominador común: los famosos plumones. Al ver las imágenes queda patente la libertad creativa y artística del fotógrafo, su mirada es diferente a la del resto de fotógrafos, no le da miedo mostrar sentimientos por las personas y los animales, con una ternura que nos deja sin aliento.





La nueva campaña otoño/invierno 2010-2011 que ha creado Weber para Moncler no se queda atrás, el genial fotógrafo se ha inspirado en el clásico rancho americano pero siempre con su original punto de vista, aporta un toque de ironía, incluyendo en las instantáneas, por ejemplo, un camello.




Weber también está considerado como un buen cineasta. Ha producido un total de cinco largometrajes y diez cortos, dos de los cuales han ganado el premio al Mejor Documental otorgado por la International Documentary Association.

El año pasado estrenó uno de los documentales en España “Let’s Get Gost” que narraba los últimos días de vida del trompetista de Jazz Chet Baker. Además, ha dirigido los videos musicales de importantes figuras de la música, como Chris Isaak o Pet Shop Boys.



En su obra, parece que el sexo es lo importante, pero en realidad es el amor y los afectos los que son importantes. Le gusta estimular los deseos de la gente y le apasiona que las personas flirteen con la vida. Bruce Weber no creo que se haya planteado si su medio de vida es arte. Me atrevo a decir que hacer fotos le da mucha felicidad y le hace sentir que forma parte de este mundo.





Texto: Alicia Miralpeix
Fotos: Bruce Weber