EXPERIMENTA EL ESTILO GENTLEMAN
“Jugar a la dualidad”

LOOK DANDY

Sabías que hubo un movimiento de hombres elitista, en Inglaterra, llamado “dandismo”, que nació a finales del siglo XVIII, cuya doctrina era la elegancia, la clase, el saber estar, la educación y originalidad en el vestir.


Hermés


Muchas firmas como Stella MCcartney, Hermés, Salvatore Ferragamo, Dsquared, Kenzo, Michael Kors, Marc Jacobs, Roberto Torreta, Kika Fernandez, Roberto Verino y Victorio & Lucchino, en sus colecciónes para este otoño-invierno 2010-11 se han inspirado en el look Dandy de los años setenta, cuyas musas fueron las actrices Lauren Hutton, Diane Keaton y la modelo Bianca Jagger.




SASTRERÍA IMPOLUTA

Esta tendencia vuelve porque es un clásico glamuroso que no pasa de moda y porque facilita el día a día de la mujer independiente. Las prendas y complementos básicos son: el sastre tres piezas masculino, pantalones de pinzas, camisas entalladas blancas, tirantes, gemelos en los puños, reloj unisex, corbatas, chalecos de rayas, el esmoquin revisado, borsalinos retro y zapatos acordonados de aire “british” ideal para un working day.


Salvatore Ferragamo




BUSCAR EL EQUILIBRIO

La clave para que este look funcione, es no perder la feminidad, para ello al traje sastre le incorporamos complementos femeninos, como unas sandalias, zapatos de salón o botines de tacón, una cartera de mano o un bolso enorme. Si queremos conseguir un estilo más sexy sustituiremos el pantalón por unos shorts o una falda corta o bien nos pondremos un corpiño lencero provocativo como contrapunto. También cuidaremos el maquillaje, haciendo énfasis en los labios con un clásico rouge, por ejemplo.


Hermés


El uniforme de oficina puede ser un sastre sobrio príncipe de gales y para la noche con brocados, destellos, terciopelos o de cuero aunque el esmoquin es perfecto.



LAS CELEBRITIES ELIGEN EL LOOK MASCULINO

Actualmente, hay muchas famosas como Victoria Beckhan, Madonna, Alexa Chung y Tilda Swinton que siguen este look, no solo porque es tendencia, sino porque es especialmente cómodo y elegante. Además el traje sastre es la pieza comodín para cualquier evento.







Texto: Alicia Miralpeix