ROSER MARCÉ PRESENTÓ SU COLECCIÓN PRIMAVERA-VERANO 2010



La semana pasada Roser Marcé, una de las diseñadoras catalanas más consolidadas presentó su colección primavera-verano 2010 en su atelier “Born in Ribera” con un desfile-cóctel.

Al ritmo de Bob Marley, el lugar se convirtió en un improvisado paseo marítimo con barquitos que colgaban de las paredes y en donde pudimos ver las propuestas para esta temporada.

La diseñadora nos presentó un estilo masculino y minimal como es el traje sastre de verano en blanco total o negro riguroso con blazer largo o chaqueta corta y pantalón a la altura del tobillo, el look perfecto para ir a trabajar y el toque informal lo dieron unas alpargatas altísimas en tonos tierra de Castañer de líneas retro que estilizaban la silueta.





También mostró la saharina, prenda versátil por excelencia en azul oscuro y que ya es un clásico de fondo de armario.




El estilo boudoir
para momentos más sensuales y sugerentes, cuando el calor del verano sea la excusa perfecta para lucir un top lencero de seda en color maquillaje o nude y combinado con un pantalón jodphurs o bombacho del mismo color y tejido renovará tu armario con diseños actuales de otra cultura.



Roser Marcé también presentó vestidos blancos, sueltos y cómodos de algodón y lino que apuntaban un aire ibicenco, y algún vestido cromático muy de tendencia por el efecto óptico del estampado.



Los vestidos de fiesta eran piezas únicas de artesanía, sofisticados, elegantes y de ricos tejidos, muy acertados los accesorios como los sombreros y tocados de Gratacós.



Cerró la colección con el tradicional vestido de novia, un maravilloso vestido de estilo retro, que recordaba al vestuario de la película “El Gran Gatsby” de Cóppola.



Al evento acudieron muchos amigos, clientes y caras conocidas para dar su apoyo pero los invitados de lujo fueron el expresidente de la Generalitat Pascual Maragall y Diana Garrigosa.



Texto y fotos: Alicia Miralpeix