LAS CLAVES PARA ACTUALIZAR TU ESTILO

Yo creo que nos interesa la moda, de la misma manera que nos interesa la música, la arquitectura, la literatura, el cine o la política; es como una especie de radar que funciona en todos los campos relacionados con el arte.

Asimismo nos servimos de la moda como psicoanálisis personal, canalizando en cada una de las elecciones nuestro estado de ánimo y obtenemos una vía de escape a nuestra creatividad e imaginación.

La moda se recicla y se reinventa constantemente, por ello, esta primavera -verano 2010 vas a seguir viendo algunos estilos que este invierno o otras temporadas ya has visto.

Como es el caso de los pitillos que continúan siendo los favoritos de todas, estos pantalones tipo leggins ultra ajustados esculpen maravillosamente bien la figura, los hay en denim con efecto desgastado, cuero o como novedad en ante gris como los de Chanel que combinados con una chaqueta de influencia militar tipo Balmain o Barbara Bui, es como Beyoncé Snowles consigue potenciar la verticalidad subida a unas sandalias de Jimmy Choo.





Balmain


Las tendencias de moda de esta temporada nos hacen evadirnos y a la vez nos inducen a soñar porque nos transportan al mundo de la gran pantalla, donde cualquiera de nosotras tenemos la oportunidad de ser damas del cine negro como en las películas de Hitchcok, también podemos ser indias o vaqueras salidas de un Western, la jovencísima “Lolita” de Stanley Kubric, revivir tal vez “Memorias de África”, o emular a un personaje del planeta Pandora de la película Avatar e incluso fantasear con Alicia en el País de las Maravillas de Tim Burton.

Esta nueva estación todos los diseñadores se han puesto de acuerdo en resaltar el lado sexy y provocador de la mujer y exponen al exterior los corsés, ligueros y sujetadores, prendas que normalmente estaban ocultas.



Dior


Madonna fue la precursora del corsé a la vista a mediados de los noventa. Si tienes la posibilidad de rescatar la lencería de la abuela puedes llevarla como vestido durante el día o la noche, el resultado deberá ser más o menos un vestido tipo satén muy romántico con evocaciones vintage como los que propone Lydia Delgado y como los de Dior que recupera “le lingerie” pero siempre envuelta de fabulosos vestidos de raso de seda con aberturas interminables, o la sugerente gabardina de lujo y debajo un vestido lencero, que recuerde a la exquisita y distinguida Lauren Bacall.

Los diseñadores Dolce & Gabbana nos dan su particular clave del nuevo sexy que es inspirarse en el estilo Western, hot-pants de cuero, camisa vaquera, minifaldas de volantes de ante troquelado y botas con tachuelas y flecos.



D&G


Pero sin duda la dulce sensualidad del look Lolita entre inocente y traviesa es el que más arrasa, vestidos retro cortísimos, divertidas gafas de pasta en colores llamativos, pulseras transparentes, lazos y coletas en el pelo, pulcros calcetines y zuecos, Chanel y Burberry Prorsum hacen alusión a la musa de Nabokov. Un consejo sobre el look adolescente (no es apto para maduritas), un estilo que la sempiterna Ana Obregón ha hecho propio, aunque a quien si le queda bien es a Paulina Rubio.



Chanel


También veremos otros vestiditos con estampados simulando pinturas en acuarela de flores, palmeras o sombrillas como los de Rochas, Etro y Ralph Lauren y Vestidos con imágenes de paisajes paradisiacos, tops trabajados a base de cristalitos a juego con los zapatos y el bolso de plexiglas, de Prada.



Prada




Prada



Etro


La actriz Sienna Miller acierta cuando luce un vestido de flores tipo liberty con sandalias romanas y sombrero de rafia.

El color nude o maquillaje, siempre ha sido asociado a la lencería, pero esta temporada, más que nunca, cobra importancia en el exterior, es un color que viste a la mujer con elegancia como los vestidos minimal de Calvín Klein, las prendas vaporosas de Alberta Ferretti , la colección de tonos pasteles de Fendi y Alma Aguilar. Recordemos una Nicole Kidman arrebatadora luciendo un vestido nude en los Oscar de Hollywood de ediciones pasadas y la actriz Keyra knightley, que para las ocupaciones diarias luce vestidos vaporosos color arena.



Alberta Ferretti




Alma Aguilar


Una buena opción es no seguir un total look, como hace Sara J. Parker que maneja como nadie las fusiones, porque le cautiva mezclar un corsé granate de raso con una mini de lentejuelas doradas, americana blanca, taconazos, medias de rejilla y bolso fucsia. El efecto que causa es tan sorprendente que no te deja impasible.

El print animal
, un clásico recurrente de cada verano, por ser tan salvaje llévalo sin estridencias, si llevas un vestido de leopardo, llévalo con accesorios (bolso y zapatos) que no sean de leopardo. Completa el look con adornos de materiales naturales como brazaletes de madera, pendientes de plata con piedras engarzadas y gafas de pasta con montura de leopardo. Teresa Helbig, Rocco Barocco, Bluegirl, Rodarte, Paul Smith y Giambattista Valli siguen esta tendencia.

Scarlett Johansson sabe lucir un vestido de leopardo sin nada más.




Teresa Helbig


El safari chic, de Oscar de la Renta, Chloé, Blumarine y Louis Vuitton, estilo elegante y “casual”, sigue asentado desde hace bastante tiempo ya que es el último must de las fashionistas . A la sahariana como prenda clásica le yuxtaponemos un cinturón sofisticado, lo diferenciamos con unos shorts informales, el bolso bandolera de flecos, algunos brazaletes y las cuñas de ante tipo jaula de Ash aderezadas con tachuelas.



Ash




Oscar de la Renta


Hoy lo que tiene valor artístico es personalizar o “customizar” tu ropa, convertir prendas simples en piezas cool, les puedes agregar detalles exclusivos que marquen la diferencia: se añaden insignias, escudos, botones, brillantitos, tachuelas y remaches. La modelo Agyness Deyn , de espíritu libre ,rebelde y transgresor, abandera esta opción.



Agyness Deyn


Juega a los contrastes, hay que mezclar sin miedo prendas de aire masculino con otras más delicadas y femeninas, Roberto Cavalli se inspira en esta tendencia.



Roberto Cavalli


Hay dos tendencias claramente innovadoras y vanguardistas, la primera, los estampados gráficos recreados por ordenador, como ejemplos los de Versace, Givenchy ,Custo Barcelona y Alexander McQueen (recientemente fallecido) considerado uno de los creadores más implicados en aportar progreso a la moda, cuya espectacular colección parece salida de una película de ciencia ficción y la segunda tendencia avanzada, las arriesgadas prendas asimétricas, como los vestidos con una sola manga de Anna Locking y Lanvin o los que son más cortos por un lado que por el otro de Amaya Arzuaga, ambos casos ofrecen una estética futurista y transformadora , producto de complejas operaciones de patronaje.



Alexander McQueen




Anna Locking




Anna Locking


Te recomiendo que no caigas en el disfraz porque falsifica tu idiosincrasia, también evita el total look de cualquiera de las tendencias porque te resta personalidad y procura escapar del vestir uniformado y poco imaginativo. Hay que jugar con las diferentes tendencias y adaptarlas a nuestro criterio, sin miedo a equivocarse. Cada uno tiene que descubrir su estilo y sello propio. ¡Manifiesta lo que te hace única!